Instagram: la red formadora de marcas

Virginia Tuckey Digital Marketing Experts, Social Media

Apelar a los sentidos, llamar la atención y lograr captar un real interés de parte del público es uno de los objetivos primarios de toda estrategia de marketing. Los medios para lograrlo son múltiples y cada uno nos brinda diferentes opciones que impactarán en menor o mayor medida según el tipo de campaña que se llevará a cabo, además del público al que deseamos llegar o el producto que promocionaremos.

En el área del marketing digital las opciones son infinitas, las estrategias a trazar tienen a disposición materiales de todo tipo y el público se cuenta de a cientos de miles o millones.

Para una empresa que incursiona en el inescapable mundo digital, le será inevitable asociar su nombre, marca, página web y estilo a las redes sociales. Cada una de ellas, con características únicas, será un fuerte punto de análisis a la hora de delinear la estrategia de marketing.

Si bien Facebook es la red social casi por “default”, ya no es suficiente la presencia solo en esta red sino deberemos plantar presencia en las demás, que servirán como complemento.

Tal como indicamos al principio, una de las bases madres y objetivos primarios del plan de ruta que se elabore para promoción será obtener la atención del público sobre lo que estamos ofreciendo, apelar a los sentidos del receptor del mensaje, a sus emociones.

Las redes sociales, con sus características particulares, generan un ambiente que se puede definir también desde lo emocional, y esto es puntual y muy importante conocerlo a la hora de definir en qué mercado posicionaremos nuestro producto.

Hay que tener en cuenta que el marketing digital, las redes sociales, el modo de interacción que se generará con los clientes o público, además de las publicaciones que se lleven a cabo, crearan una marca, la enfatizarán e imprimirán un estilo. Por lo tanto, deberemos identificar cuál será el aura que queremos sellar en la marca para poder decidir sobre el uso de las redes y poder seleccionar fácilmente cuáles de ellas usar.

Según los expertos, las principales redes sociales son Facebook, Instagram y Twitter. Facebook, por ejemplo, mantiene una línea media entre lo trascendente, lo serio y la diversión. Twitter es más impactante, con mensajes cortos y contundentes, no admite un contexto relajado, sino de una vorágine hiperactiva. En la otra punta, encontramos a Instagram, esta particular red social que hizo de la imagen un espacio perfecto de intercambio, donde reina la concordia, un ambiente relajado y lleno de información presentada de la manera más atractiva posible. Con sus filtros, logró que cualquier persona experimente el placer de ser autor de fotografías de calidad, y vaya contando su historia, sus costumbres y sus gustos a través de imágenes.la fotografía, del arte.

Hoy nos ocuparemos de esta red, de Instagram y sus características, que hacen de esta red un espacio ideal para formar marca, dar una imagen de alto impacto sobre nuestro producto, además de permitir una interacción amena y relajada con nuestro público.

Si bien el uso del hashtag lo heredamos de twitter, es en Instagram donde su uso se impuso, y no como una moda, sino como un método que permitirá la conexión entre aquellas cuentas que publiquen o estén interesadas en temas en común.  El uso del “hashtag” es parte de la estrategia, no sólo por los seguidores que se podrán lograr con su uso, sino por el marco que dan a la imagen, es una de las claves en la formación de marca que buscaremos con nuestra estrategia de marketing.

Además, y tal como he mencionado anteriormente, el ambiente de Instagram es relajado, no es hostil, nos ofrece todo tipo de información y de mensajes, y con una amplitud que en las demás redes no podremos encontrar en la medida que sí encontraremos en esta red específica.

Es importante acudir a un marco relajado, dónde el público disfrute el contenido y dónde la belleza es un punto importante. Teniendo en cuenta como belleza, el sentido de la proporción, la nitidez y el uso lógico de colores, y no desde un punto de vista frívolo. En este contexto, la marca a promocionar tendrá un público bien predispuesto, que vendrá con una visión positiva y sabrá reconocer los puntos fuertes de cada producto.

Las imágenes que utilizaremos deberán ser seleccionadas cuidadosamente. Lo puntual y lo global serán analizados por el estratega de marketing, y el impacto de nuestra cuenta, a simple vista deberá transmitir diversos mensajes. Qué se ofrece, que estilo acompaña a la marca, quienes son su público y cuál es la calidad del producto.

Estos tres puntos, acompañados siempre de algún texto, que deberá ser cuidadosamente analizado, formarán el “lienzo” donde estamparemos la marca y los mensajes que queremos expresar a nuestro público. Estaremos frente a la red social más emocional de todas las conocidas hasta ahora, y esto jugará a favor de la empresa si el profesionalismo es aplicado rigurosamente.

Los ejecutores y diseñadores de las estrategias de marketing correspondientes, deberán trabajar de manera eficiente para logra un número de seguidores que irán creciendo exponencialmente, siempre y cuando el ritmo de publicaciones y la calidad sean constantes o crecientes. Este es el punto más difícil de trabajar en Instagram, ya que no solo medimos los seguidores sino la cantidad de “me gustas” o “likes” que las publicaciones obtienen.

El éxito de las métricas, como en toda campaña y medios, se verá directamente asociado a la calidad de nuestro público, entendiendo por calidad a la conexión de intereses que se establezca entre producto-cliente/público.

Llevar adelante un plan integral de marketing digital, incluirá muchas aristas y opciones. Las redes sociales estarán incluidas, pero por lo general, no todas las disponibles en el mercado, sino un puñado de ellas, las que más se adapten a los objetivos y productos de la empresa/marca.

Facebook es la base, dónde se mezcla lo serio y lo emocional en casi iguales proporciones. Twitter se lleva la parte de la seriedad y la velocidad, la sagacidad y la rapidez, lo racional. Instagram, es la parte calma, de relajación, dónde lo emocional prevalece. Conocer esta fórmula nos da el punta pie inicial para definir dónde nos instalaremos y cuál será el camino a seguir.

Instagram ha demostrado ser una gran plataforma de lanzamiento y posicionamiento de marcas, además de funcionar como un catálogo. Es también un lugar dónde se puede contar una historia sin usar palabras, y así apelar a la imaginación del público, que se verá identificado con la marca al poder asignar a un producto su propia impronta, a la cuál llegará justamente por su imaginación.

Es importante saber, que como en todos los casos que siempre exponemos en nuestras columnas, el profesionalismo no puede dejarse de lado. El marketing digital expresa sencillez, los resultados de cada campaña deben sintetizarse en mensajes claros, imágenes nítidas, interacciones rápidas y concisas y resultados óptimos.

Este estilo claro, a veces confunde y da a entender que detrás de cada mensaje, imagen y de toda la estrategia realizada, el trabajo no es arduo y los detalles no son múltiples, sin embargo, la realidad de posicionamiento de marca y lanzamiento y mantenimiento de una empresa en el mundo digital, requiere la precisión de un cirujano, el análisis de un académico y la sensibilidad de un artista.

La diferencia entre una buena campaña y una mala campaña, o sea, entre lo productivo y lo contra producente o improductivo, será justamente el profesionalismo con el que sea tratada la campaña y la marca. Hasta lo que luce como improvisación, debe ser pensado, armado y analizado. Y es Instagram una de las plataformas que más necesita un manejo profesional, ya que al intervenir el simbolismo, los colores y el análisis de saber exactamente los momentos altos y bajos en la red, el conocimiento específico sobre estos temas es fundamental.

Instagram es la red que muchos aun desconocen a la hora de establecer posicionamiento online, pero que crece a ritmos agigantados y es parte de las aplicaciones más consultadas por el público en general. Las marcas de mayor reconocimiento mundial pisan fuerte en esta red y son la muestra fiel del impacto e influencia de Instagram en la imagen de la marca.

Siguiendo los pasos indicados de la mano de un profesional, nos dará la satisfacción de consolidar nuestra marca, imprimirles el estilo que deseamos y acrecentar nuestro público y ganancias. Ciertamente, Instagram se posiciona como una red líder en el mundo del marketing y se va convirtiendo de a poco en una obligación en vez de una opción.

REQUEST A FREE QUOTE
REQUEST A FREE QUOTE