Marketing Intelligence y el crecimiento de las empresas

Virginia Tuckey Uncategorized Leave a Comment

La estrategia y el marketing son aliados inseparables, o al menos, así debería ser cada vez que se encara un plan de marketing.

La comunicación y sus distintos medios han avanzado a lo largo del tiempo, generando un flujo de datos cada vez mayor y de disponibilidad inmediata para quién lo requiera. Esto es importante desde varios puntos, y es incluso revolucionario desde la perspectiva de la comunicación, pero nos enfocaremos en la catarata de información que fluye segundo a segundo, en el mundo entero y cómo esta información permite una toma de decisiones cada vez más inteligente, y una competencia cada vez más variada e innovadora.

A la hora de elegir un hotel, un par de zapatillas, un artefacto tecnológico o cualquier otra cosa que deseemos comprar nos vemos ante una oferta muy variada y con distintas opciones y precios, a lo que se le suma, la opinión de otras personas que ya han usado tal servicio o adquirido tal producto. Todo esto, que se puede llevar a cabo a través de cualquier dispositivo con conexión a internet, logró extender el mercado más allá de las fronteras de un país y ha ampliado la competencia. El consumidor tiene toda la información que necesita para tomar la decisión correcta y sentirse satisfecho con su compra.

Satisfacer a nuestros clientes es sólo uno de los pasos cuando nos disponemos a ofrecer un producto o servicio. El principio de todo es convencerlo, seducirlo y permitirle encontrar en nuestra oferta lo que realmente busca.

Toda esta información que fluye sin cesar tiene un altísimo valor, pero para que esto sea así, debe cobrar sentido. Un cúmulo de datos, sin orden, sin una interrelación y sin un objetivo detrás del cuál encolumnarse, son simplemente datos sin valor. Para que todo adquiera sentido, se necesita llegar “marketing intelligence” que justamente se ocupa de este cuantioso volumen de información.

El “marketing intelligence” se trata, antes que nada, de conocer la empresa para la cual vamos a aplicar el plan de marketing. Su estructura interna, sus productos, sus procesos, sus objetivos, etc. También, es necesario conocer en detalle, todo lo que se genera externamente. Satisfacción de sus clientes, repercusiones de sus campañas, interacción con el público en redes sociales o medios en general, ubicación de sus clientes, etc.

Una vez obtenida esta información, estamos en condiciones de empezar la fase de planificación y es dónde realmente entramos en la etapa de “Marketing Intelligence”. Estadísticas, estudios de mercado sobre puntos específicos, buscar el por qué de ciertas reacciones del público, contrastar con la competencia y analizarla para leer el plan de manejo de cada una de ella, serán solo algunos de los pasos que definen este concepto del marketing.

Si bien llegar a la información no siempre es tan sencillo, y mucho menos analizarla cuando estamos ante un volumen importante, hoy en día encontramos herramientas que nos permiten el orden, y desde donde también podremos conseguir algunos outputs. Sin embargo, el orden que pueda otorgarnos una herramienta o aplicación, no podrá cubrir el criterio del profesional. Debemos recordar que el “Marketing Intelligence” es el paso más importante antes de elaborar la estrategia de marketing.

La estrategia de marketing no es infalible, ya que dependerá de la interpretación que el profesional hizo de la data analizada y recibida. Para que este punto de “vulnerabilidad” sea disminuido a su máxima expresión, se debe tener en cuenta que la agencia de marketing digital con la que estemos asociándonos o confiando nuestro producto y marca trabaje con un equipo especializado y capacitado en las distintas áreas del marketing. Además, es muy importante observar que el equipo trabaje con concordancia. Esto será una garantía de buenos resultados y éxito del plan maestro de marketing.

Hoy en día es imposible prescindir del “Marketing Intelligence” no solo en la etapa primaria de un plan de marketing, sino en su proceso continuo. El mismo plan, con el paso del tiempo, con el feedback que se irá generando entre factores internos y externos a la empresa, llevarán al perfeccionamiento de los procesos que influirán positivamente en muchos aspectos:

  • El producto: La retroalimentación y la información que vendrán directamente de los clientes, permitirán a la empresa tener una base de datos que, a su vez, le permitirá el perfeccionamiento de su producto o, incluso, la incorporación de otros nuevos. Lo mismo para en el área de servicios.
  • Manejos internos: La mayoría de las veces, fallas internas se reflejan en la relación con el mundo externo, en la relación con proveedores, clientes y potenciales clientes. El “Marketing Intelligence” permitirá sacar a la luz estas falencias.
  • Nuevos mercados: El gran abanico de información disponible, bajo un riguroso estudio y análisis, nos puede llevar a descubrir mercados latentes dónde sin un análisis pormenorizado no podría haberse descubierto fácilmente.
  • Branding/Marca: Si bien esto debería sobreentenderse es necesario enfatizar que un plan de marketing digital llevado a cabo por un equipo de profesionales no solo podrá mejorar el posicionamiento online, o las ventas, o la expansión de la empresa, sino que permitirá mantener siempre el nombre de la empresa, la marca del producto que identifica, después de todo, a toda la estructura que viene por debajo de ella. No olvidar que lo más difícil no es conseguir una buena reputación, sino sobreponerse a una imagen dañada.

Si bien podríamos seguir enumerando todas las áreas que se ven interconectadas a la hora de hablar de los beneficios que acarrea el “Marketing Iintelligence”, nos enfocamos en los puntos más importantes.

El “Marketing Intelligence” es una radiografía de toda, absolutamente toda la información que compete a la marca, empresa o producto. Como toda radiografía, la información es clara solamente para quienes saben interpretarla y dar un diagnóstico correcto.

Los beneficios de la información y su correcta aplicación no se limitan a grandes empresas, es también un recurso accesible a emprendedores que recién despegan con su empresa, para chicas, medianas y grandes empresas.

El “Marketing Intelligence” no solo permite un crecimiento genuino propio, sino que fomenta una competencia virtuosa y consumidores inteligentes, pero también más informados.

Estar a la vanguardia y respetar los deseos de consumidores, usuarios o potenciales clientes se inicia con el camino de la aplicación del “Marketing Intelligence” de manera aguda y objetiva.

REQUEST A FREE QUOTE
REQUEST A FREE QUOTE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *